WASHINGTON — El expresidente de Estados Unidos Donald Trump fue acusado el martes de cargos penales por tercera vez en cuatro meses, esta vez debido a sus presuntos intentos por revertir su derrota en las elecciones presidenciales de 2020.
Los cargos incluyen asociación delictuosa para defraudar al gobierno de Estados Unidos y manipulación de testigos, y se derivan de la investigación del fiscal especial Jack Smith sobre las acusaciones de que Trump, el favorito para la nominación presidencial republicana de 2024, trató de revertir su derrota ante su rival, el demócrata Joe Biden.
El acta de acusación, que representa el tercer caso penal contra el expresidente mientras busca volver a la Casa Blanca en 2024, se produce luego de una larga investigación federal sobre los planes de Trump y de sus aliados para subvertir la transferencia pacífica del poder y mantenerlo en el cargo pese a una derrota decisiva ante Joe Biden.
Minutos antes de que se dictara la acusación, Trump publicó en su plataforma de medios Truth Social que había llegado a sus oídos que debía esperar una acusación.
«He oído que el trastornado Jack Smith, para interferir en las elecciones presidenciales de 2024, presentará otra acusación falsa contra su presidente favorito», escribió.

TAMBIÉN LEA
Nueva acusación apunta a Trump: lo que debe saber

Funcionarios han testificado que Trump los presionó basándose en falsas afirmaciones de fraude electoral generalizado. Sus simpatizantes asaltaronel Capitolio el 6 de enero de 2021, en un intento de impedir que el Congreso certificara la victoria de Biden.
El 18 de julio, Trump dijo que había recibido una carta de Smith en la que le comunicaba que era objeto de la investigación del gran jurado por lo ocurrido el 6 de enero en Washington.
Trump, que ya se había convertido en el primer expresidente estadounidense que enfrentaba cargos penales, ha tratado de presentar las acusaciones como parte de una caza de brujas con motivaciones políticas.
Dos investigaciónes, un único fiscal especial
Se trata de la segunda ronda de acusaciones federales de Smith, que fue nombrado fiscal especial en noviembre por el fiscal general Merrick Garland.
Trump se declaró inocente después de que un gran jurado federal en Miami convocado por el fiscal especial presentara en junio 37 cargos por su retención ilegal de documentos gubernamentales clasificados después de dejar el cargo en 2021 y obstrucción a la justicia.
Los fiscales le acusaron de poner en peligro algunos de los secretos de seguridad nacional más sensibles de Estados Unidos.
El jueves, los fiscales añadieron tres cargos penales más contra Trump, elevando el total a 40, acusándolo de ordenar a empleados que borraran videos de seguridad mientras era investigado por retener los documentos.
Los primeros cargos presentados contra Trump surgieron en marzo, cuando un gran jurado convocado por el fiscal del distrito de Manhattan lo acusó.
En abril, Trump se declaró inocente de 34 cargos de delitos graves de falsificar registros comerciales relativos a un pago a la actriz porno Stormy Daniels para comprar su silencio antes de las elecciones de 2016 sobre un encuentro sexual que dijo haber tenido con él. El multimillonario ha negado el encuentro.