Un nuevo terremoto de magnitud 4,9 ha sacudido este lunes, 9 de octubre, el oeste de Afganistán en medio de las operaciones de rescate de víctimas tras el seísmo y las consecutivas réplicas que vivió la zona el pasado sábado y que dejaron más de 2.400 muertos y más de 2.000 heridos.
El terremoto, de magnitud 4,9 y 10 kilómetros de profundidad, fue registrado a 33 kilómetros de la ciudad de Herat, en el oeste de Afganistán, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS; en inglés).

Este nuevo temblor se produce tras el terremoto de 6,3 que sacudió el oeste de Afganistán, afectando sobre todo el distrito de Zindah Jan, ubicado en la provincia homónima de Herat, donde hasta el momento las autoridades confirmaron 2.400 muertos y más de 2.000 heridos.