Los Estados Unidos anunció este viernes la creación de una oficina en territorio haitiano para facilitará la investigación de delitos transnacionales como parte de su compromiso para detener la salida ilegal de armas de fuego desde ese país norteamericano hacia el Caribe, incluido Haití."El Departamento de Estado se está asociando con la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (DHI, por sus siglas en inglés) para crear una Unidad de Investigación Criminal Transnacional dentro de Haití para facilitar las investigaciones y el enjuiciamiento de delitos transnacionales, incluidos aquellos con un nexo con Estados Unidos", informó el portavoz del Departamento, Matthew Miller.Dicha unidad "se centrará en delitos como el contrabando de armas de fuego y municiones, la trata de personas y la actividad de las pandillas transnacionales", detalló el portavoz. La información llega al tiempo que un informe del Grupo de Expertos de la ONU indicara este viernes que la mayoría de las armas de fuego que recibe Haití provienen de la República Dominicana y Estados Unidos."La mayoría de las armas de fuego y municiones en circulación en el país son fabricadas o compradas originalmente en Estados Unidos. Llegan a Haití directamente desde Estados Unidos o a través de la República Dominicana", indica el documento. RELACIONADAS Actualidad La mayoría de armas llega a Haití desde RD y EE.UU., según expertos de la ONU Nacional ONU dice banda haitiana 400 Mawozo usa traficantes dominicanos para adquirir armas de fuego Haití Haití asolado por el tráfico de drogas, armas y migrantes, según la ONU Actualidad ONU reitera solicitud a los Estados de prevenir el tráfico de armas hacia Haití Ante este panorama, el portavoz indicó que los "Estados Unidos siguen adoptando medidas para detener la salida ilegal de armas de fuego de los Estados Unidos al Caribe, incluido Haití". Entre estas medidas, Miller señaló que el país norteamericano "está utilizando nuevas autoridades penales en la Ley Bipartidista de Comunidades Más Seguras para identificar y responsabilizar a los traficantes de armas de fuego", esfuerzos reforzados por la creación de un Coordinador del Departamento de Justicia para el Enjuiciamiento de Armas de Fuego en el Caribe en junio pasado por la vicepresidenta Kamala Harris. Así como, la Unidad Regional de Inteligencia sobre Delitos con Armas de Fuego en Trinidad y Tobago, apoyada por el Departamento de Estado, y que busca "ayudar a las naciones amigas del Caribe a resolver casos de delitos relacionados con armas de fuego, disuadir los delitos con armas de fuego en la región y llevar a los delincuentes ante la justicia", explicó Miller. Además, recordó que, desde octubre 2022, el Gobierno estadounidense ha tomado medidas para imponer sanciones y restricciones de visado a más de 50 personas por socavar los procesos democráticos de Haití, apoyar o financiar pandillas y organizaciones criminales, o participar en actos significativos de corrupción y violaciones de derechos humanos.Miller expresó que EE.UU. continuará "utilizando todas las herramientas disponibles para promover la rendición de cuentas de los actores corruptos, las personas que apoyan la violencia de las pandillas y otras actividades delictivas en Haití", además reiteró el compromiso de su país "con la promoción de la paz y la prosperidad para el pueblo de Haití". EE.UU. celebra resolución de la ONU sobre armas en HaitíEl portavoz también se refirió a la resolución asumida por los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que llama a prevenir el tráfico y desvío ilícito de armas pequeñas, ligeras y municiones hacia Haití."Estados Unidos acoge con beneplácito la adopción unánime por parte del Consejo de Seguridad de la ONU el 19 de octubre de la resolución 2700, que renueva un embargo de armas a Haití para evitar el suministro de armas a actores no estatales, así como medidas específicas de congelación de activos y prohibición de viajes", dijo Miller.A través de la resolución del Consejo de Seguridad, que extiende hasta octubre de 2024 las medidas adoptadas en 2022, la ONU "decide que los Estados Miembros adopten las medidas apropiadas para prevenir el tráfico ilícito y la desviación de armas pequeñas, armas ligeras y municiones en Haití".