Caracas,21 oct.- Declaraciones y programas enteros para contar “las debilidades” del proceso de las primarias en Venezuela de la oposición, amenazas de investigaciones y hasta la promoción de supuestas pugnas entre candidatos son algunos de los argumentos planteados por el chavismo contra las internas del 22 de octubre.
Con el primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, a la cabeza, la campaña para criticar las primarias y a sus aspirantes se mantuvo casi a diario, avivada durante ruedas de prensa, eventos públicos, programas de televisión y casi cualquier espacio, no solo relacionado al chavismo, sino también al Ejecutivo.
Ejemplo de ello son las veces en las que el presidente Nicolás Maduro aseguró que los aspirantes opositores querían una “guerra” y la “destrucción de la economía” del país, o las palabras de Cabello en las que señaló que estas elecciones están tuteladas por Estados Unidos y que era “imposible” que se celebraran tal como están establecidas.