MADRID.- El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, ha advertido este sábado al primer ministro libanés, Nayib Mikati, que la entrada en la guerra tendría «consecuencias» para el pueblo libanés.
El jefe de la Diplomacia estadounidense ha resaltado «la importancia de respetar los intereses del pueblo libanés, que sufriría las consecuencias si Líbano se ve arrastrado al conflicto provocado por el ataque terrorista de Hamás a Israel».
El Departamento de Estado ha informado de esta conversación telefónica en la que Blinken ha trasladado sus «condolencias» a las familias de los civiles libaneses «que han perdido la vida trágicamente como consecuencia del conflicto».
Blinken ha reiterado el «continuo apoyo de Estados Unidos a las Fuerzas Armadas libanesas y las Fuerzas de la Seguridad Interna, único garante legítimo de la estabilidad y la integridad territorial de Líbano».
wj/am