El Ministerio de Salud de Hamás en Gaza ha elevado este domingo a 8.005 el número de fallecidos por los bombardeos de Israel sobre el enclave palestino, entre ellos 3.342 niños, 2.062 mujeres y 460 ancianos, además de 20.242 heridos, según su último balance recogido por la cadena Al Arabiya.
Las autoridades del movimiento islamista detallan al menos 302 fallecidos, la mayoría de ellos desplazados del centro y norte de Gaza, en las últimas 24 horas, como consecuencia de 56 ataques israelíes de entre los 450 lanzados esta pasada noche, de acuerdo con el Ejército israelí.
Hamás también apunta que entre los fallecidos hay 116 trabajadores sanitarios y que 57 centros médicos han sido atacados, así como 25 ambulancias destruidas, desde el comienzo de la contraofensiva israelí al ataque masivo efectuado por Hamás el 7 de octubre por tierra y aire contra Israel, y que ha dejado por su parte 1.405 muertos y 5.431 heridos de acuerdo con las autoridades israelíes.
Naciones Unidas ha denunciado que el enclave es el escenario de una situación humanitaria catastrófica y que los desplazamientos de población por los ultimátum de Israel en el norte y el centro de la Franja suponen una violación del Derecho Internacional Humanitario.
Israel, por su parte, acusa a Hamás de usar a la población como escudos humanos y enmarca la operación como un ejercicio de su derecho a la autodefensa y para encontrar a los más de 220 rehenes en manos de las milicias palestinas.
fuente: Europa Press