MADRID.- Miles de manifestantes se han concentrado este sábado ante el Museo de Arte de Tel Aviv, espacio rebautizado como plaza de los Cautivos, para pedir la liberación de los 242 rehenes que están en manos de las milicias palestinas de la Franja de Gaza desde el 7 de octubre.
«Entendemos la enormidad de este momento», ha declarado el alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai, al inicio de la concentración. Huldai ha recordado además que el 4 de noviembre es la fecha en la que fue asesinado el primer ministro Isaac Rabin, político del que ha destacado que «sabía cómo tomar decisiones difíciles». Por ello Huldai ha instado al primer ministro Benjamin Netanyahu a «hacer lo mismo» y conseguir la vuelta a casa de todos los rehenes.
EN PRO DE AYUDA HUMANITARIA
Ramos Aloni, padre de dos secuestradas, Danielle y Sharon, ha argumentado que Israel solo debe aceptar a las demandas de ayuda humanitaria y alto el fuego «si va en las dos direcciones». Así, ha pedido atención sanitaria para los rehenes.
«Si el primer ministro dice que ‘vamos a vencer juntos’, juntos significa con los rehenes. No al alto el fuego si no se libera a todos los rehenes», ha señalado.
Esta misma noche se han escuchado en el centro de Israel las sirenas de alerta antiaérea por el lanzamiento de proyectiles desde la Franja de Gaza. Las baterías de intercepción se han activado y vecinos aseguran haber escuchado detonaciones.
wj/am