Sídney.- Durante un minuto un eclipse solar total hizo que el día se oscureciera como si fuera plena noche en la pequeña y remota localidad de Exmouth, en el noroeste de Australia, uno de los pocos lugares del mundo donde se pudo contemplar el fenómeno en su plenitud.

Más de 20.000 personas, según el canal público ABC, se desplazaron hasta esta Exmouth, un pequeño poblado de unos 3.000 habitantes situado a unos 1,200 kilómetros de Perth, con sus telescopios, mantas y sillas para presenciar este acontecimiento.

Con un cielo despejado, el cúlmen del eclipse solar, que duró alrededor de un minuto, se observó en Exmouth alrededor de las 11-30 hora local (3-30 GMT), según retransmisión en directo del Observatorio de Perth.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *