Chile: se cumplen 50 años del golpe de Estado de Pinochet que acabó con Allende

 
SANTIAGO DE CHILE, 10 Sep.- Miles de personas han participado un año más en la tradicional Romería, una marcha en recuerdo de las víctimas del golpe de Estado de Chile de 1973, del que se cumple el 50º aniversario, y la posterior dictadura. En la manifestación ha estado presente el presidente chileno, Gabriel Boric.
Los manifestantes han recorrido la emblemática Alamenda, nombre con el que se conoce popularmente la avenida Libertador General Bernardo O’Higgins, hasta el Cementerio General, en un acto convocado por agrupaciones por la memoria y los Derechos Humanos.
Boric ha participado durante unos dos kilómetros en una de las columnas de la marcha tras un acto conmemorativo en el Palacio de la Moneda en recuerdo del presidente Salvador Allende, quien se suicidó en La Moneda como último acto en protesta por el golpe de Estado.
Boric ha marchado junto a la presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, Alicia Lira, y se ha retirado antes de que comenzarán los también tradicionales disturbios en los que manifestantes se han enfrentado a las fuerzas de seguridad.
Carabineros han chocado con entre 40 y 50 encapuchados en las inmediaciones del Palacio de La Moneda. Los encapuchados superaron el cerco perimetral de la sede presidencial y provocaron destrozos en uno de los accesos. Posteriormente efectivos de Carabineros los dispersaron con camiones con cañones de agua y de gas. Posteriormente hubo graves enfrentamientos en la Alameda.
También se ha informado de que encapuchados prendieron fuego a la tumba del exsenador de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI) Jaime Guzmán y atacaron el Mausoleo de Carabineros. Los encapuchados han utilizado fuegos artificiales y cócteles molotov.
Boric ha denunciado que «grupos pequeños de encapuchados de negro buscaron reventar la manifestación». «Como presidente de la República condeno categóricamente estos hechos sin ningún tipo de matiz», ha explicitado. «Su intolerancia y violencia no deben tener cabida en democracia y quienes hayan sido participes de estos actos deberán enfrentar la ley y el Estado de Derecho», ha añadido.
HOMENAJE A ALLENDE
Antes, durante el acto en memoria de Allende, Boric ha destacado que éste era un «demócrata intachable, un luchador social y un referente para quienes creemos en un Chile mejor». «Le rendimos homenaje porque su muerte fue en defensa de la democracia y del Estado de derecho», ha destacado.
El homenaje incluye una exposición que cuenta con los últimos zapatos que vistió Allende. «El presidente Allende hace medio siglo encarnó en su hora final la justa lucha por un futuro más libre y humano, no solamente para los chilenos y chilenas, sino para millones de hombre y mujeres alrededor del mundo», ha declarado Boric.
«Fue un demócrata que construyó y colaboró junto a otros grandes hombres y mujeres las bases de la república del siglo XX. Encarna que es posible construir una convivencia que reconozca la diversidad de nuestra sociedad y crea condiciones para el pleno desarrollo de todos y todas», ha reseñado.
En cuanto al golpe de Estado, Boric se ha referido a las «enormes secuelas de muerte y destrucción» provocadas, unas secuelas que «nos siguen marcando hasta hoy, pero en medio del horror de esa masacre, conocimos la solidaridad y el coraje».
of-am